La Institución

VISIÓN

NUESTRA VISIÓN

El colegio Cristo Rey, de la Compañía de Jesús, es reconocido como un centro de formación integral donde las personas viven su fe desde la espiritualidad ignaciana, con un auténtico compromiso de transformación de la sociedad, respondiendo a los desafíos de los signos de los tiempos y teniendo como base la justicia social.

MISIÓN

NUESTRA MISIÓN

Evangelizar a través de la educación y la cultura, promoviendo la espiritualidad ignaciana, el crecimiento en valores y la transformación social basada en la justicia que nace de la fe, a través de actividades que puedan ser desarrolladas en aula o fuera de ella.

Objetivos del Colegio Cristo Rey

Cada alumno debe adquirir una actitud de servicio a las necesidades de los demás, con sentimiento de paz y alegría.

Pedagogía de los Jesuítas

Toda verdadera educación consiste en la formación del hombre tal cual debe ser.
La persona humana, creada por Dios, viene al mundo a vivir en sociedad con un cúmulo de derechos y obligaciones que lo relacionan con Dios, con los otros hombres y consigo mismo.
A través de los años y siguiendo las enseñanzas de Jesucristo, el hombre aspira a la posesión de Dios, finalidad última de su existencia.
Para lograr esa triple integración del hombre consigo mismo, con la Sociedad y con Dios, la Compañía de Jesús cuenta con un sistema pedagógico, fruto de las experiencias de cuatro siglos, y que se acomoda a las exigencias de lugar y tiempo mediante el Reglamento propio de cada Colegio. Su finalidad es formar personalidades armónicamente desarrolladas y capaces de influir cristianamente en la marrha de la Sociedad.
Para ello los Colegios de la Compañía de Jesús atienden a la totalidad del hombre en sus aspectos:

RELIGIOSO-MORAL:

Por eso los Jesuitas cuentan con:

* La continua motivación de la conducta, los ejercicios de piedad, la paternal pero estricta disciplina, el ambiente escolar seleccionado.

* La práctica de los Ejercicios Espirituales universalmente reconocidos como eximia forja de voluntades y como medio de formar la conciencia cristiana.

* La Congregación Mariana como escuela mundialmente acreditada de formación personal y apostolado.

* La dirección individual de los alumnos en el trato íntimo con un sabio Director Espiritual.

INIDIVIDUAL-HUMANO:

Dentro de los programas obligatoriamente impuestos por el Estado los Jesuí­tas procuran:

* Evitar toda prisa en la formación insistiendo en las repeticiones resúmenes, repasos… atendiendo a la formación íntima de la personalidad intelectual más que a una fácil y superficial erudicción de tan lamentables consecuencias en la pedagogía actual.

* Activar constantemente el trabajo serio y reflexivo mediante los ejercicios personales, trabajos literarios… periódicamente controlados por el Profesor y cuyos resultados se pasan al conocimiento de las familias mediante los boletines de calificaciones.

* Cultivar más intensamente a los que puedan y quieran conseguir una formación personal más profunda en las Academias de Oratoria, Literatura, Sociología…

* Celebrar frecuentemente actos públicos donde los alumnos muestren lo aprendido en las clases y adquieran las formas necesarias para presentarse en público.

* Desarrollar armónicamente el cuerpo mantenerlo en su vigor juvenil por medio de deportes seleccionados y gimnasia adecuada.

PATRIOTICO-SOCIAL:

Por eso los Jesuítas insisten en:

* El sentido jerárquico de la disciplina y obediencia a toda Autoridad legítimamente constituí­da dentro y fuera del Colegio.

* El respeto y consideración a todos los miembros de otras clases o partidos sociales, dentro de las normas de justicia y caridad cristianas.

* El sentimiento noble de la emulación que estimula la actividad del joven dándole fuerzas para venácer los obstáculos y proporcionándole una meta digna de sus aspiraciones y el gozo de alcanzarla.

* El sentido de responsabilidad y de la influencia personal en orden al bien común por medio de los cargos y dignidades.

Esta armónica conjunción de actividades es la que ha de hacer del niño de hoy el hombre completo que pueda trabajar mañana por la Religión y la Patria. Este es el ideal de los Colegios de la Compañía de Jesús contando sobre todo con:

* La Gracia de Dios de quien depende todo apostolado.

* La libre cooperación del educando ya que sin voluntad de educarse nadie puede educar.

Fines de la educación Paraguaya

La Educación tiene como fin la formación integral del hombre, como ser individual y social, considerándola como empresa nacional y como instrumento para generar, promover y acelerar el desarrollo socio-económico, a través de una pol­ítica orientada con visión prospectiva.

Objetivos de la Educación Paraguaya

La Educación Paraguaya tiende a lograr que el educando:

  1. Desarrolle aptitudes adecuadas para el dominio de la lengua castellana y los demás medios de comunicación, que posibilite el acceso a la cultura nacional y universal.
  1. Incorpore los elementos básicos que el permitan una vida personal plena y promueva la divinidad humana, la valoración del trabajo, la responsabilidad social y co-participación democrática en la vida comunitaria.
  1. Adquiera conocimientos básicos, hábitos y actitudes que contribuyan en la prevención y conservación de la salud fí­sica y mental en el orden individual y colectivo
  1. Desarrolle capacidades para la comprensión de los aspectos cuantitativos del mundo natural y social, y las destrezas necesarias para el planteamiento, interpretación y posibles soluciones de los problemas que los mismos plantean.
  1. Adquieran actitudes favorables para la correcta interpretación de los hechos y fenómenos de la naturaleza como también del constante enriquecimiento del acerbo científico.
  1. Promueva su bienestar y del de su familia, el desarrollo económico y social de su comunidad y de el paí­s, a través del mejor conocimiento de su medio y la aceptación de sus responsabilidad personal, para llegar a ser un buen productor, consumidor y administrador.
  1. Adquiera actitudes positivas hacia la familia para robustecer como institución social básica.
  1. Desarrolle la sensibilidad estática para el goce de todas las formas del arte y la expresión de su creatividad tendiente al logro de la plenitud humana.
  1. Desarrolle la capacidad creativa, el pensamiento reflexivo y crítico y las actitudes que tiendan al desenvolvimiento armónico de su personalidad.
  1. Aprecie los valores de la autenticidad paraguaya, contribuya a su mantenimiento y ampliación, fomente un sano patriotismo, comprenda y valore la cooperación internacional.

Referencia

[1] Historia del Colegio Cristo Rey 14-03-38 al 04-12-93, Recopilación de la Biblioteca del Colegio Cristo Rey.

Normas de Convivencia

A modo de Introducción

Todo grupo humano estable y, más aún, toda institución, necesita para su funcionamiento unas nomas de convivencia claras, conocidas y aceptadas por todos. Estas normas suelen ser, mientras el grupo o institución es pequeño, implícitas. Pero a la medida que se da un crecimiento y una permanencia a través del tiempo, se hace necesario ponerlas por escrito, de modo que todos los que de alguna manera entran a formar parte del grupo sepan desde el primer momento a qué atenerse y que se pueda recurrir a ellas, tanto para orientar la vida cotidiana, como para resolver aquellos casos especiales que se puedan ir presentando.

Ciertamente, sabemos que ni el más perfecto de los reglamentos podrá dar al grupo el espíritu necesario para alcanzar sus objetivos. Pero también sabemos que el espíritu existente necesita “encarnarse” en unas normas para ser realmente efectivo. Sabemos ademas que la Comunidad Educativa de Cristo Rey tiene verdadero Espíritu y confiamos que este espíritu se refleje en estas páginas.

Descargar aquí las normas de convivencia de la institución:  Normas de Convivencia (13 descargas)

(021)444 047

Ygatimi 941 entre Colón y Montevideo
Busca dentro de la página